PLANTAS DE INTERIOR

Hay cuidados especiales ya que requieren de luz, aire y humedad.

Estos organismos representan a la naturaleza y se sitúan fuera de su entorno natural para adornar oficinas, casas, negocios, etc. no se debe olvidar que, como cualquier ser vivo, tienen sus necesidades naturales de luz, temperatura, agua y nutrientes.

No hay que creer que las plantas de interior están resguardadas de todo, jejje aca va cómo realizar un mantenimiento.

Una buena primera opción es la de juntar y acercar las diferentes plantas que tengamos. Al agruparlas generará un microclima, manteniendo una acorde humedad de entorno. Igual ojo!! Tene cuidado con los hongos en las paredes, buscare un lugar bien ventilado y que de luz!!!

Los meses fríos vienen acompañados con la calefacción propia del hogar. Si te emocionas esta calefacción puede acarrear ciertas dificultades para las plantas de interior, como los ácaros por ejemplo cuyas manchas amarillas sobre las hojas denotará la presencia de ellos.

Por otro lado, se recomienda sobremanera no regar las plantas de interior bajo la lluvia, pues el cambio abrupto de temperatura afectará negativamente a las plantas.

Los hongos, también se presentan, en menos frecuencia y el más común es el oídio, un polvillo blanco que se manifiesta en las hojas. Cortando las hojas afectadas y utilizando un fungicida sistémico podremos contrarrestarlos.

Por último, recomendamos tener cuidado con las plantas colgantes. Si se trasladan, se cambian de posición, o se cambia el sentido de los tallos, es posible que se interfiera con la natural circulación de la savia, por lo que comenzarán a perder hojas.

Ten presente:

La luz necesaria.
Una planta necesita diariamente entre 12 y 16 horas de luz. (vale luz artificial)

Humedad: Las plantas deben ser vaporizadas para compensar la pérdida de agua provocada por la evaporación y la transpiración, y mantener, de esta forma, un ambiente propicio para su desarrollo.

La Temperatura: Debe ser sin cambios bruscos!!

Un riego apropiado: a planta mas grande mayor riego.

Los nutrientes: uso de abono, líquido o sólido, orgánico o inorgánico, es totalmente necesario. Toda planta necesita tres elementos nutritivos importantes:

1- Nitrógeno, necesario para el crecimiento

2- Fósforo, imprescindible para la formación de las hojas nuevas y los brotes de flores

3- Potasio, útil para dar robustez y resistencia.

Además de estos tres elementos, un abono aporta los llamados oligoelementos (magnesio, azufre, hierro, boro, cobre), indispensables para la vida de una planta.

Espero que tengas éxito con tu planta de interior! Adornan tu hogar!

20120708-112419.jpg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *